sábado, 10 de marzo de 2018

ROSALES (2): MULTIPLICACIÓN POR SEMILLA DE ROSALES

La multiplicación de rosales mediante semillas es una técnica normalmente utilizada con fines comerciales, mediante la selección de caracteres para la obtención de nuevas variedades de rosas.

A nivel doméstico, si bien es verdad que es más fácil la propagación de rosales mediante esqueje, los resultados son más rápido, y nos permite conocer de antemano las características de la planta que vamos a obtener, ya que se trataría de un clon de la planta madre; la producción de rosales mediante semillas guarda cierto encanto, ya que la planta que obtendremos sera una planta única, debemos pensar que la propagación por semilla de los rosales es la responsable de las más de 30.000 cultivares de rosa que se estiman que existen actualmente.

Se trata de un proceso que requiere cierta paciencia jardinera para cultivar un rosal desde que germina hasta que empiece a dar rosas, y en muchos casos la rosa producida no será de una calidad similar a las comerciales, pero aún así, sea como experimento o por gusto jardinero, se trata de un proceso bonito y entretenido, y de una experiencia agradable, y sencilla con la que podemos obtener nuevos ejemplares, o utilizarlos para injertar alguna variedad que nos guste más.

Como procederemos para plantar las semillas de rosa:

Para realizarlo necesitaremos:

- Escaramujos de rosal.
- Un recipiente con agua.
- Agua oxigenada (H2O2).
- Una maceta para utilizar como semillero.
- Sustrato suelto y arenoso.
- Arlita o grava.

Las semillas de rosa necesitan pasar un periodo frío para germinar, por ello es recomendable recogerlos a finales de invierno, o si los recogemos en otoño, dejar pasar el invierno en el exterior, para que hayan pasado al menos un par de meses con temperaturas frías, de no ser así deberemos estratificarlas en la nevera.

Con cuidado, abriremos los escaramujos, y sacaremos las semillas, y las dejaremos limpias de cualquier pelusilla o resto de escaramujo que pudiera quedar.


Pondremos las semillas en un recipiente con agua al que añadiremos un poco de agua oxigenada, para desinfectarlas y acelerar la germinación, pasarán en el agua 24-48 horas.




Prepararemos la maceta, en la base pondremos grava o arlita para mejorar el drenaje, y rellenaremos con el sustrato suelto hasta casi completar la maceta.









Plantaremos nuestras semillas en nuestra maceta semillero y cubriremos ligeramente.

Regaremos y mantendremos en un lugar en el exterior.




Es importante que se mantenga el sustrato húmedo. En esta época, con las lluvias primaverales, casi se mantendrán solas, en caso de que se empezara a secar el sustrato, regaremos de nuevo.

En unos 20-40 días veremos como comienzan a brotar las semillas, hay que tener un poco de paciencia, pero teminan saliendo. 
Cuando tengan unas 4- 6 hojas verdaderas, con cuidado las plantaremos individualmente.



Hasta aquí esta entrada, espero que os haya gustado, os sea útil y sigáis disfrutando de la jardinería en vuestro hogar, si os ha parecido interesante compartir, no dudéis en comentar en caso de dudas, un saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...